Cuando la fotografía olía a vinagre. Fotos: SACASAS

SACASASHombre y Pasaje Hernandez, Bogotá

Cuando la fotografía olía a vinagre.

Era como  entrar en una discoteca. Oscuro, apenas iluminado por una luz roja o ámbar que se derramaba por los objetos dejando los bordes imprecisos, difuminados al contacto con las sombras; cuando no la tiniebla total, tanto, que podías ver los pensamientos flotando en ese espacio ahora infinito, que solo reaparecía cuando el tacto torpe determinaba la existencia de límites a medida que manipulabas los trastos del oficio. También magia y misterio. Magia porque de la nada surgían personas y cosas. Misterio porque sólo al final del proceso podías estar seguro de que obtendrías algo. Todo esto envuelto siempre en un vaho espeso, casi palpable, de aromas acres que se pegaban al cuerpo, a la ropa y por lo visto también a los recuerdos. Y al final – como dioses- decir “hágase la luz” y ella, rauda, rehacía el universo “real” en un santiamén y lo que había sido negrura, pasando luego, por fantasmales sombras sanguinolentas, ahora, podía apreciarse en todo el esplendor de la imagen fotográfica contemplándonos desde la bandeja de líquido fijador. Seres, adustos unos, contentos los otros. Piedras, en el caótico orden natural o en orden y concierto humanos, aunque el tiempo poco a poco las lleve de nuevo a su “desconcertado” origen. Ciudades, también de piedra, fundida ahora y pobladas de luz 24 horas al día. Paisajes, mares, naturalezas vivas y muertas, sucesos y sobre todo… los Muertos…….muertos que perviven y persisten pegados al papel convertidos en negro haluro de plata. Y es que el color, inventado años ha, no suplantaba al blanco y negro que,insistía (e insiste) en permanecer apoyado en su virtual manera de enseñarnos la realidad distinta a como la vemos.
El ácido Acético (vinagre), el hiposulfito de sodio, el revelador y los cuartos oscuros aún existen y probablemente seguirán existiendo mucho tiempo, pero cada vez menos y para fines muy específicos haciendo que la fotografía ya no huela a vinagre.

SACASAS

En este post el menú será entonces: Fotos a la vinagreta.Años 80s

SACASAS Campanario y Catedral, Cartagena de Indias

Una de guerra. Mistral. Fotos y texto: SACASAS.

DSC_0766

Mistral, barcos inamistosos

 

 

Aprovechando la presencia en el muelle del World Trade Center de Barcelona del buque de la marina francesa Dixmude  me gustaría hablar un poco de este tipo de naves que por definición tienen malas intenciones.

DSC_0760

Todas las armas pueden ser utilizadas ofensivamente, pero algunas como la artillería antiaérea, por ejemplo, son básicamente defensivas porque su misión es la protección en caso de una agresión por vía aérea. Una de las armas ofensivas por excelencia son los portaviones, quien construye uno de estos enormes buques está pensando en llevar la guerra lejos de sus costas (no en vano la mayor flota de estos la poseen los Estados  Unidos)  y no simplemente en repeler un posible ataque de una potencia enemiga. Aunque los portaviones no son el tema central de este artículo mencionaré al final algunas curiosidades de estos ominosos pero elegantes barcos. Aquí nos referiremos más explícitamente a los portaaeronaves.

DSC_0762

Más pequeños y mucho menos elegantes, por no decir feos, que sus hermanos mayores. Tienen cubierta corrida con capacidad para helicópteros, aviones Harrier y Osprey de despegue vertical, la cubierta es corta y no permite el uso de aviones convencionales, están pobremete defendidos unas cuantas ametralladoras y algún cañón pequeño; como uno de sus objetivos es el desembarco de tropas poseen lanchas Zodiac que pueden desplegarse rápidamente incluso con el barco en movimiento y compartimientos inundables para lanzar lanchas de desembarco más grandes. Para la U.S.Navy se conocen como clase Wasp y tiene al menos 8 unidades siendo las de mayor tamaño, España hace poco botó el Juan Carlos I en reemplazo del ya desguazado Dédalo Y Francia desarrolla la clase Mistral, conocida también porque dos unidades vendidas a Rusia fueron, debido a la neorusofobia, canceladas por Francia y revendidas a Egipto y que la llegada de su más reciente botadura a Barcelona dio origen a este artículo.

DSC_0767

Digo que son inamistosas, porque a pesar de llevar un hospital de campaña y la posibilidad de servir para labores humanitarias (que es el discurso que se usa cuando operan), su objetivo principal son las operaciones rápidas sobre territorio “enemigo”. Enemigo pequeño, si es que lo hay, porque no pretenderán invadir a otra gran potencia con un cacharro de estos, para eso hacen falta portaviones de verdad, luego, su uso está pensado para atacar un país inferior militarmente y casi todas las naciones que los poseen en sus marinas tiene un pasado imperial e intervencionista. No he podido obtener información sobre su uso en combate para saber cuál es su efectividad real. En general permanecen inactivos o en costosos ejercicios navales, y solo ejercen como símbolos de poder de los países respectivos, sobre todo para los que no pueden mantener un portaviones de verdad. Ilustran el artículo fotos del Dixmude atracado en Barcelona.

DSC_0766

Algunas curiosidades sobre portaviones

Los buques de asalto anfibio de la clase Camberra de la marina australiana, El Adelaida y El Camberra, construidos entre España y Australia con base en el Juan Carlos I ya mencionado, además de tener cubierta para facilitar la operación de  aviones  con capacidad de vuelo vertical  (Australia no los posee de modo que es un detalle inútil ya que sus barcos portan solo helicópteros como arma aérea) han sufrido recientemente de problemas con la propulsión obligándolos a permanecer en puerto e incluso a reparaciones en seco.

El Queen Elizabeth, el nuevo portaviones del Reino Unido y la nave más grande de su marina, botado hace pocos días, lleva, en gran parte de sus cibernética el ya descontinuado XP como sistema operativo. El problema es debido a que cuando haces el diseño y terminas de construirlo muchas de sus partes ya están obsoletas gracias a la velocidad con que aparecen nuevas tecnologías. Esto puede constituirse en un grave problema general en el futuro si la cosa sigue, como parece, aumentando de velocidad.

El portaviones USS Gerald Ford el primero de la nueva clase de estos barcos en Estados Unidos y el más avanzado en teoría, tiene graves problemas para lanzar y recoger sus aviones (una nimiedad en tratándose de portaviones). Una de las novedades de este buque es que ya no utiliza vapor para lanzar y recoger sus aparatos, como en los clásicos, sino una nueva tecnología electro magnética. Esta parece no estar a punto y es incapaz de lanzar los aviones con tanques suplementarios lo que reduce drásticamente la autonomía de las aeronaves y, el sistema de frenados, falla cada veinticinco  “apontajes” realizados; está atrasado, al menos, tres años de su fecha original de entrega y por ahora es inepto para entrar en combate.

Por no decir que estos majestuosos buques, héroes sin duda de la II Guerra Mundial, hoy en día son fácil presa de los modernos misiles o submarinos y han de navegar rodeados de una grande y costosa flota de protección, que de todas formas no garantiza su seguridad. Ya en la guerra de Las Malvinas del siglo pasado los argentinos dañaron seriamente al portaviones  Invincible gloria de la otrora “gloriosa” y pérfida Albión; aunque su graciosa majestad nunca lo reconoció.

SACASAS

Gastronomía en la Feria de Abril, Barcelona. Fotos y texto: SACASAS.

 

DSC_0677

Gastronomía en la Feria de Abril, Barcelona.

 

 

 El 25 de agosto de 1846 los señores Narciso Bonaplata y José María de Ybarra, catalán y vasco respectivamente, pidieron autorización al Cabildo Municipal de Sevilla para celebrar una feria anual los días 19,20 y 21 de abril. Curiosamente, los iniciadores de esta celebración no eran andaluces pero esto no es óbice para que esta fería sea representativa en el amplio espectro de la cultura de Al Andalus donde se manifiestan todos sus símbolos, algunos milenarios.

Los andalanes o cataluces, andaluces e hijos de andaluces que migraron a Catalunya, comenzaron en Castelldefells en el año 1971 una feria paralela, que servía para mantener los vínculos culturales de la sureña tierra esta celebración terminó por llevarse a cabo en Barcelona y hoy, aprovecha el espacio del Forum para el evento que siempre está muy frecuentado. Puestos un poco en los orígenes del asunto dejemos que las imágenes nos digan más cosas.

SACASAS

 

DSC_0668

 

DSC_0680b

 

Zapatos.

 

 

DSC_0679

 

 

DSC_0689

 

 

DSC_0662b

Caminando Catalunya: Caldes D´Estrac. Fotos y texto: SACASAS.

DSC_0513

 

Caldes D´Estrac

Es un municipio barcelones de la comarca del Maresme, apretado entre el Mediterráneo y la montaña litoral, coronado por torres de guarda siempre celosas del horizonte azul y atravesada desde tempranas fechas por el ferrocarril, cuando se amplió la primera línea ferroviaria del pais desde la vecina Mataró. Colgada a manera de balcón sobre la montaña, es un amasijo de callejas y escaleras que siempre suben un poco más. Se tiene conocimiento de Caldetas (nombre popular) desde el s. XIII cuando empezó a tejerse alrededor de un hospital y una iglesia.

DSC_0558

Como su nombre lo indica la población cuenta con bañós termales y fue centro de veraneo de la burguesía catalana. Escritores conocidos habitaron la villa, Apel Les Mestres, Jacinto Verdaguer, Joan Maragall, Josep Palau i Fabra. La arquitectura, destaca sobretodo por la abundacia de palacetes modernistas construidos por los indianos (emigrados a las Indias) llegados de Las Americas donde habían hecho fortuna. Tres torres vigías, añosas, contemplan el panorama desde posiciones estratégicas cada vez a mayor altura hasta llegar a la cima del cerro.

SACASAS
DSC_0554b
DSC_0524
DSC_0492
DSC_0500
DSC_0533

Cementerio de Les Corts. Fotos y texto: SACASAS.

dsc_0248

Cementerio Les Corts

 

Visitaremos hoy la última morada de los habitantes de Les Corts, municipio, entonces, hoy parte de la ciudad de Barcelona y más conocido por albergar todo el conjunto del Camp Nou del famoso equipo emblema de la urbe. Data, el cementerio, de fines del siglo XIX  y fue construido en el estilo modernista en boga por aquellos tiempos  que marcó el paisaje urbano de la capital catalana.

dsc_0247b

 

Los muertos están solos, no hay nadie visitándolos, en los países “desarrollados”  los camposantos no tienen casi visitantes, la muerte no es muy bien vista, de hecho ese día no había ninguno. Descansan, los finados, llenando con su silencio los apeñuscados rincones de la necrópolis donde no parece haber espacio para muchos más y cómo  no tiene cadáveres famosos de los llamados “inmortales”, que en otros cementerios impiden la ausencia total de los vivos, futuros muertos todos estos, el de Les Corts está condenado  a su silencio no obstante estar rodeado de una ruidosa ciudad, como hay pocas.

dsc_0255

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El estilo modernista, alegremente adornado, pleno de transparencias, donde la luz se requiebra en colores de “vivo” brillo a través de las acristaladas ventanas de capilla y panteones, edificios levantados en ladrillo de coqueto rosa que, sin ser impertinente, anima el mundo de lo inanimado.

 

Sacasas

dsc_0241

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

dsc_0253

 

dsc_0239

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Caminando Catalunya: Reus. Fotos y texto: Sacasas.

dsc_0508

Reus

Tarragona

 

Unos catorce kilómetros tierra adentro desde la ciudad de Tarragona y a través de un extraño paisaje de tubos retorcidos, usinas de gas, torres de refinado, grandes camiones cisterna, plantas para la elaboración de derivados, humos de diferentes tonos y densidades, todo de la industria petroquímica, se llega a la magnífica ciudad de Reus, casi tan grande como su vecina y capital. Llamada Redis en la edad media sobrevivió a la peste que se ensañó varias veces con la ciudad a lo largo de su historia y hasta el siglo XVII sufrió una demografía y economía de signo cambiante junto a la alicaída Tarragona. Ya en el siguiente siglo, el XVIII, fue cuando la ciudad creció en población y economía superando con creces a su vecina hasta bien entrado el s. XIX hasta el punto, de que las cotizaciones en bolsa del aguardiente se decidían  allí, dando origen al popular dicho: “Reus, París, Londres  i el carrere de Monterols” (“Reus, París, Londres y la calle Monterols”).

dsc_0503b

dsc_0497

AL estar retirada de la primera línea de costa la ciudad se ha salvado de la invasión masiva de turistas que deforman a su vecina Tarragona, así la ciudad, plena de actividad en sus populosas calles mantiene su personalidad y solo su aeropuerto internacional sirve de puerta de entrada y  paso a los visitantes que llegan a la península, sobre todo a Catalunya.

dsc_0520b

El pintor Mariá Fortuny, el General Prim, el arquitecto modernista Antonio Gaudí (natural de Riudoms a cuatro kilometros de Reus) son algunos de los personajes interesantes que adornan esta tierra. Aunque mi estancia fue muy corta (había pasado primero por Tarragona) la ciudad causo una impresión positiva en mí y ya volveré con más calma.

Con el artículo, imágenes de Reus.

 

Sacasas

dsc_0517

dsc_0496

dsc_0499b

 

Caminando Catalunya: Tarragona(Tarraco). Fotos y texto: SACASAS.

dsc_0430

 

Tarragona (Tarraco)

 Colonia Iulia Urbs Triumphalis Tarraco

dsc_0414b

 

En Hispania, literalmente, tierra de conejos en latín y en la provincia que los romanos llamarían Citerión construyeron estos, encima de un promontorio a manera de balcón sobre el Mediterráneo,  la espléndida ciudad de Tarraco, donde anteriormente hubo  asentamientos Íberos y pequeñas colonias comerciales griegas primero y luego fenicias. Tuvo como huésped al mismísimo Cesar Augusto.

dsc_0404

 

 Hoy,  la ciudad forma parte  de Catalunya con el nombre de Tarragona y es capital de la provincia homónima, pero los restos de la antigua Tarraco conviven aún con la ciudad medieval y con la moderna, que se extiende alrededor del cerro; por esta época, agosto, hay turistas hasta en la sopa y ya que hablamos de sopa, logré encontrar un restaurante “El rincón andaluz”, si mal no recuerdo, donde se sirve comida verdadera y no esos preparados semi-industriales que se brindan a los modernos y despiporrados viajeros masivos.

dsc_0457b

 

Una ciudad de topografía accidentada, calles que suben de nivel a nivel y se estrechan al final en la ciudad medieval coronada por la soberbia catedral gótica. A pesar de la estrechez de las calles en el laberinto medieval de cuando en cuando se abren espacios donde aparece el muy azul Mediterraneo  salpicado de cargueros en espera para entrar al puerto. Aunque estuve poco tiempo, porque quería conocer Reus del que hablaremos en una entrada próxima, aquí algunas improntas de la corta jornada.

SACASAS

dsc_0422

 

dsc_0462

Fiestas de Gracia. Fotos y texto: SACASAS.

DSC_0610

 

Fiestas de Gracia

 

Coincidiendo con el comienzo de un período de crecimiento demográfico y de transformación de una comunidad campesina en una villa de obreros y artesanos por allá en 1819 se inician las Fiestas de Gracia, no está muy claro qué “santo” es el merecedor de tanto jolgorio; puede ser San Roc, la Mare de Deu d`Agost  o la Asunción de María pero no es nuestra tarea dilucidar este asunto aquí. La fiesta, no parece muy religiosa (¡Que sea un motivo!)  entre tantos Diablos, Dragones, calles engalanadas con motivos sino páganos para nada piadosos, música, baile, gastronomía y ríos de cerveza y mojitos. No cabe el aburrimiento.

DSC_0575

 

La celebración se realiza sin interrupción desde entonces aunque hubo un período de decadencia entre los sesenta y ochenta donde se redujo el número de calles emperifolladas pero nunca se suspendió la celebración del todo. Hoy en día después de las fiestas de La Mercé (Patrona de Barcelona) son las más importantes de la ciudad con una afluencia, casi colapsante, de gentes y, sin duda, las más vistosas.

DSC_0563

DSC_0567

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DSC_0540

Disfruten pues de una ensalada de imágenes de las Fiestas de  Gracia.

DSC_0562

 

 

Caminando Catalunya: De Gavá al Garraf. Fotos y texto: SACASAS

DSC_0257

Capella de la Mare de Deu de Bruguers

 

Caminando Catalunya: De Gavá a Garraf

 

 

Este recorrido que a primera vista no prometía mucho terminó lleno de detalles interesantes  dignos de mención. Gran parte de esta ruta forma parte del GR92 un sendero,  del que se ha hablado en anteriores entradas, que viene desde Francia y llega hasta Murcia e incluso, Andalucía. Por su proximidad a Barcelona y a zonas densamente pobladas me temía que sería un recorrido lleno de urbanizaciones, tráfico y personas; nada más lejos de la realidad, el camino se interna en el parque del Garraf por la línea montañosa costera y aunque siempre se ven al fondo, entre la montaña y el profundo azul del Mediterráneo, las aglomeraciones urbanas desde el Maresme hasta Castelldefels; la ruta es agreste, con fuertes trepadas y transcurre en soledad, una vez pasado el castillo de L`Eramprunyá solo encontré tres personas en el lapso de cinco o más horas desde allí hasta las primeras calles del Garraf.

DSC_0258

Detalle de la ermita de Bruguers.

 

 

Desde las últimas calles de Gavá se asciende entre bosques de coníferas hasta Bruguers un barrio elegante situado a manera de balcón frente al mar y la ciudad, rendidos a sus pies. Allí, después de pasar frente a un restaurante del cual emanaban efluvios tentadores pero, por su aspecto, inalcanzable para mi magro bolsillo, se llega a la Capella de  la Mare de Déu de Bruguers (S. XII a XV), el paraje está medio integrado con las instalaciones del elegante comedero y envuelto en los aromas antes mencionados que hacían mella en mi estómago en ayunas.

DSC_0267

Arco natural de piedra

 

 

Un poco más adelante y a un lado del camino que conduce al Castell de L`Eramprunyá presenciamos el primer ejemplo de un fenómeno natural regional que más adelante tomará un carácter peligroso. Se trata de la dilución por el agua de la roca calcárea dejando en pie las partes menos solubles al cristalino líquido y, en este caso, forman un arco esculpido por la naturaleza y el tiempo. Después de una corta pero empinada subida se llega al castillo antes mencionado. Del castillo en sí queda poco en pie algunos arcos y paredes pero también hay una ermita que conserva la techumbre pero parece posterior en construcción a la obra militar.

Catell de Eramprunyá. Gavá.

Castell de L`Eramprunyá.

 

 

A partir de aquí la civilización se desvanece y nos adentramos en el parque del Garraf con dos duros ascensos primero a Les Agulles (rocas verticales con forma de aguja) y finalmente, el punto más alto del recorrido, La Morella, batido por vientos que no permiten mantener bien el equilibrio con una cruz y un punto geodésico (tras el cual me protejo del ventarrón) y a un lado, sobre un pequeño promontorio, una estación de antenas para recordar que de este mundo “moderno” no se puede escapar. Aprovecho para una pequeña siesta acariciado por un “jacuzzi” de aire en la cúspide del recorrido.

DSC_0298

Gavá desde La Morella y la ruta seguida. Se ven Les Agulles y más abajo el castillo.

 

 

Un poco antes de llegar a La Morella y prácticamente hasta el Garraf  aparecen los primeros  orificios, tienen la boca estrecha (un metro aprox.) pero se amplían a los pocos centímetros de profundidad. El agua a través de los años filtrándose en el terreno ha hecho estos socavones de cientos de metros de profundidad casi verticales y escasos de oxígeno, hay que seguir el camino con mucho cuidado y acercarse con prudencia a los pozos que están señalizados. Como quien camina sobre un queso emmental. No intente entrar en ninguno pues estando solo era muy arriesgado.

DSC_0300

La Morella el punto más alto del recorrido.

 

 

Después del descanso en La Morella queda un largo descenso hasta el Garraf  pasando por una aislada casa modernista perdida entre esos pedregosos montes y acercándose cada vez más al mar donde en un trozo abrupto de la costa se levanta la población final del trayecto. Allí comer un mal bocadillo de buen jamón pero con pésimo pan, una cosa mata a la otra, pero no había más remedio ni otra cosa que comer y había que romper el ayuno antes del retorno en tren a Barcelona.

 

SACASAS

 

Sima. Garraf.

Sima
El Garraf. Catalunya.
El Garraf