Cuando la fotografía olía a vinagre. Fotos: SACASAS

SACASASHombre y Pasaje Hernandez, Bogotá

Cuando la fotografía olía a vinagre.

Era como  entrar en una discoteca. Oscuro, apenas iluminado por una luz roja o ámbar que se derramaba por los objetos dejando los bordes imprecisos, difuminados al contacto con las sombras; cuando no la tiniebla total, tanto, que podías ver los pensamientos flotando en ese espacio ahora infinito, que solo reaparecía cuando el tacto torpe determinaba la existencia de límites a medida que manipulabas los trastos del oficio. También magia y misterio. Magia porque de la nada surgían personas y cosas. Misterio porque sólo al final del proceso podías estar seguro de que obtendrías algo. Todo esto envuelto siempre en un vaho espeso, casi palpable, de aromas acres que se pegaban al cuerpo, a la ropa y por lo visto también a los recuerdos. Y al final – como dioses- decir “hágase la luz” y ella, rauda, rehacía el universo “real” en un santiamén y lo que había sido negrura, pasando luego, por fantasmales sombras sanguinolentas, ahora, podía apreciarse en todo el esplendor de la imagen fotográfica contemplándonos desde la bandeja de líquido fijador. Seres, adustos unos, contentos los otros. Piedras, en el caótico orden natural o en orden y concierto humanos, aunque el tiempo poco a poco las lleve de nuevo a su “desconcertado” origen. Ciudades, también de piedra, fundida ahora y pobladas de luz 24 horas al día. Paisajes, mares, naturalezas vivas y muertas, sucesos y sobre todo… los Muertos…….muertos que perviven y persisten pegados al papel convertidos en negro haluro de plata. Y es que el color, inventado años ha, no suplantaba al blanco y negro que,insistía (e insiste) en permanecer apoyado en su virtual manera de enseñarnos la realidad distinta a como la vemos.
El ácido Acético (vinagre), el hiposulfito de sodio, el revelador y los cuartos oscuros aún existen y probablemente seguirán existiendo mucho tiempo, pero cada vez menos y para fines muy específicos haciendo que la fotografía ya no huela a vinagre.

SACASAS

En este post el menú será entonces: Fotos a la vinagreta.Años 80s

SACASAS Campanario y Catedral, Cartagena de Indias

Más berlinesas. Fotos y texto: SACASAS

Click en las imágenes para ampliar.

DSC_0161DSC_0186b

DSC_0008b

Más berlinesas

EL título se refiere. como es obvio a, más imágenes de Berlín. Porque las otras berlinesas, humanas. bellas como walkirias (algunas), resultan esquivas para el corto tirempo que deambulé por las calles de esta extensa ciudad. En general de arquitectura uniforme, edificios dobles, no muy altos, que permiten un patio interior reverdecido como todo en esta ciudad. Sin embargo no es difícil encontrar ángulos y requiebres, juegos de luz, una luz nórdica que se desparrama sobre las cosas a pesar de ser verano pleno, resalta los volumenes y hace elocuentes a las sombras. La cámara casi nunca está ociosa y que decir del ojo que escudriña lo que percibe de realidad, interesante no solo por nueva para él sino por su propia condición estética. Aquí pues estas berlinesas de luz y color para el goce visual.

DSC_0199

DSC_0187

SACASAS

Procesión de Corpus Christi, Barcelona. Fotos y texto: SACASAS

Click en las imágenes para ampliar

DSC_0847

Descansamos de Berlín un momento y , volviendo a Barcelona, aprovechamos la procesión de Corpus Christi para ilustrar trajes del siglo XVIII , los magníficos caballos árabes de la Guardia Urbana, instrumentos musicales de la época y algún “Gegant” acompañando al Burro Catalán, símbolo de esta comarca.

DSC_0854DSC_0855

DSC_0861DSC_0852bbDSC_0858

Más berlinés que Kennedy. Texto y fotos: SACASAS

Click en las imágenes para ampliar.

Flores y canal. Berlín

Flores y canal. Berlín

Más berlinés que Kennedy

“Ich bin ein Berliner”: “Soy berlinés” o “Soy ciudadano berlinés” (Wikipedia) Fueron célebres palabras (un poco tontas) pronunciadas por el finado JFK , el 23 de junio de 1963 en Berlín Occidental desde el balcón del edificio “Rathaus Schönenberg” en el decimoquinto aniversario del Bloqueo de Berlín. Cuando se salvó la ciudad aislada,  con un puente aéreo constante hacia el aeropuerto de Tempelhof que duró once meses. Si Kennedy que pasó pocas horas (supongo) en la ciudad amurallada se las dio de berlinés entonces, quien aquí escribe que  ha pasado varios días por sus calles y enormes parques cruzados por tranquilos canales, tiene más razones para decir lo mismo que el difunto presidente.

DSC_0252b

       Por los extraños vericuetos en que la realidad (siempre sorprendente) nos encamina por la vida,  terminé enredado en un surrealista proyecto. Vender “Arepas” (Tortillas de maíz colombianas) en el Fusión Festival que se celebra todos los años en Lärsz, al norte de Alemania y para ello, hube de hacer escala primero en Berlín antes y después del mencionado festival, del que hablaré más adelante  en un artículo especial. Por ahora nos dedicaremos a esta agradable ciudad en una serie ilustrada con imágenes recién salidas del horno y comentaremos los más y los menos de esta extensa urbe

DSC_0036

DSC_0052

El río Spree del que brotan varios canales atraviesa la ciudad de cabo a rabo y por donde se camine se cruzan estos mansos cauces  navegados por patos, cisnes y somormujos, y algún que otro canoista aficionado;  ya en el cuerpo del río este es recorrido por barcos de turismo como única actividad comercial pues, a diferencia de París, no vi barcos de carga a pesar de que el cauce es ampliamente navegable. La ciudad no es tan limpia como uno esperaría de una urbe alemana y en algunos sectores como Newkölln y Kreuzberg está francamente descuidada, no lo critico, pienso que, como el graffiti, es condición intrínseca de la vida urbana imposibles de erradicar, pero claro, dicen tantas cosas de la perfección alemana. Pero dejemos este post aquí  y guardemos tema para más adelante en la serie sobre Alemania.

Estación de tren. Berlín.

Edificio gubernamental y lancha cláica.

Edificio gubernamental y lancha cláica.

Gente del Antic Teatre. Fotos y texto: SACASAS

Click en las imágenes para ampliar

Cupleaños Antic Teatre

DSC_0530Gente del Antic Teatre

Esperando disculpen la disminución de la frecuencia en las publicaciones del Blog, pues ciertas obligaciones prioritarias me quitan el tiempo para mantener dicha frecuencia tenemos para hoy, imágenes del cumpleaños del Antic Teatre (Barcelona), protagonista de algunas entradas anteriores en el Grabado de la Luz,  y de algunos personajes que habitan su particular universo. En esedía, que coincide con Sant Jordi, se celebraban doce años del nacimiento de este particular espacio de creación.

DSC_0513bDSC_0517b

DSC_0521

Crónicas barcelonesas: La Periferia. Fotos y texto: SACASAS

Click en las imágenes para ampliar

DSC_0483

Crónicas barcelonesas: La Periferia

Barcelona, la turística, se considera una ciudad hermosa y  esta es una de las pocas cosas en que estoy de acuerdo con los turistas, monumental sin ser tan chillona e imperialista como París, con un recorrido por la historia de la arquitectura inigualable desde el siglo XII, pasando por los modernistas y, a pesar de algunos adefesios, por la  modernidad contenporánea. Eso por mencionar los edificios vivos, es decir, en uso, porque restos arqueológicos anteriores salpican los rincones dela ciudad. Si bien no podemos dejar de mencionar el deterioro urbanístico en pro de una ciudad cada vez más gestionada como un parque temático y de interés económico inmediatista, el turismo, determinando situaciones como la desaparición de almacenes tradicionales verdaderos monumentos históricos  para facilitar el acceso al centro de las grandes marcas. Sigo considerando a Barcelona como una ciudad hermosa.

DSC_0501bDSC_0475b Claro, esa Barcelona de las postales porque luego está la verdadera ciudad, donde vive la gente y donde los turistas no asoman el hocico ocupa bastante más espacio que la Barcelona “hermosa” y los grandes arquitectos parecen haberla olvidado, porque es un desastre urbanístico como L`Hospitalet , otro ayuntamiento pero en el área metropolitana, donde todas las soluciones de movilidad que se aplican en  la Barcelona central consisten en trasladar los problemas a esta periferia, la más afectada porque está del lado del cuello de botella que significa Monjuic, una protuberancia  atravesada casi en medio, las otras periferias resultan afectadas pero en menor medida dado que poseen más espacio sin embargo también tienen nudos de distribución del tráfico interrumpiendo el desarrollo urbano local. En estas periferias es donde se agolpan la mayoría de los habitantes de la metrópoli, hacinados en edificios de elemental arquitectura lejos del centro donde muchos trabajan, sin apenas árboles y zonas verdes, ocupando todo el espacio posible para estas viviendas mínimas, si bien no se ve la miseria del tercer mundo la diferencia de vida con los barrios más acomodados es evidente. No se ve claro por qué se invierte tanto en el turismo potenciando la zona centro si este difícilmente llega al 15% del producto total de la ciudad ¿piensan dejar el futuro de la misma a este único rubro económico? O creen que los otros rubros no tienen futuro y la ciudad dependerá solo de sus recursos turísticos y por ello se esfuerzan en “modernizar” o tal vez solo poner de moda la marca Barcelona, esto tiene varios inconvenientes como que la moda pasa y entonces no habría turistas en el futuro, otro inconveniente es que la tal “modernización” implica la deconstrucción (por no decir destrucción) del modelo de ciudad origen del turismo que la viene visitando desde hace años y se interesaba por el aspecto histórico,arquitectónico, gastronómico, humano y cultural y que seguramente todavía viene mezclado con el turismo “low cost”, de compras o moda. Es un gran riesgo económico “poner todos los huevos en la misma canasta” y no fomentar también la ya casi desmantelada industria o la empresa familiar tan cara en la historia de Catalunya y que aún supera en cifras a las llamadas grandes superficies o la actividad cultural actualmente tan reducida pero que tuvo momentos de esplendor o la artesanía, también abandonada ante la invasión de IKEA y otros enseres industriales que reemplazaron la fabricación tradicional. El tema da para mucho más pero no quiero un post demasiado largo de modo que, por ahora, dejamos aquí.

SACASASDSC_0491

Cuando la noche cae. Imágenes y texto: SACASAS

Click en las imágenes para ampliar

DSC_0261

 

Cuando la noche cae

 

Cuando la noche cae salen los fantasmas a relucir reptando por las sombras y se cuelan en la mente. La prostituta se despierta y comienza a acicalarse para su larga y fría jornada, semidesnuda en El Raval. El vendedor de cervezas, sin duda pakistaní, recita su interminable “ceveza beer, amigo” al lado de la prostituta, travestis y ladrones. Un deseo de aventurarse en las sombras que inundan la calle o que se han colado en algún bar, agita a la multitud dispersa en parejas o pequeños grupos. El solitario, también sale a medir calles o a ingerir alcohol en algún rincón. Toda la razón del día desaparece en la sinrazón de la noche, se difumina y da existencia a los espantos y otras formas mágicas.

DSC_0220DSC_0228Los susurros de la luz y los sonidos cobran otra dimensión, el misterio siempre latente en cada sombra, a cada paso del incauto caminante se insinua como mujer ardiente. El erotismo, de castigado se tornó en rey de la noche, de prohibido, buscó el seguro escondite de la oscuridad. Los buenos amantes salen de noche, de día duermen en medio de sueños obscenos y olor a vino avinagrado. Lo que es cierto a la luz del día es dudoso a la luz de la nocturnidad, vestida de dama. Los poetas cantan sus odas deseperadas, inconexas, demenciales a la escas luz de las velas y cometen el sacrilegio de la poesía sin que apenas alguien los vea, pero sí se escuchan sus voces tímidas emergiendo de rincones sordidos, bares sucios, protíbulos baratos o la soledad de un parque a esas horas aciagas. Cuando la noche cae, suben los telones del cabaret de la vida.

SACASAS

DSC_0277

Calles de Barcelona. Fotos y texto: SACASAS

Click en las imágenes para ampliar.

DSC_0060

 Calles de Barcelona

Caminaremos hoy alguna de las callejas de Barcelona empezando por la Plaza de San Felip Neri donde, en la pared de la iglesia, se puede apreciar las heridas de la metralla de las bombas caídas durante la guerra civil, el mito urbano dice que son  balas de los fusilamientos pero la versión más coherente parece ser la primera. Además de los inevitables turistas la plaza siempre está “adornada” por personajes dedicados al “botellón” tempranero y otras cosas que no son del caso mencionar. Es un hermoso rincón medio escondido en el laberinto de estrechas calles del Barrio Gótico.
DSC_0038El Carrer de La Merce,una de las que más me agradan además de llevar el nombre de la patrona de la ciudad, peatonal y bajo un dosel de arcos y bóvedas de gran altura donde la atmósfera muta bañada en sombras y luces.  No demasiado saturada de turistas está flanqueada por grandes edificios eclesiásticos o gubernamentales y salpicada de pequeños restaurantes  a todo lo largo de su recorrido de uso exclusivo del viandante y vehículos no motorizaos.
DSC_0019
Cerca de Plaça Sant Jaume, la de la Generalitat y Ayuntamiento, se abre o se cierra, porque es cada vez más estrecha, esta calle conocida se con el nombre de Carrer D`Arlet.
DSC_0024El Ayuntamiento al fondo y los infaltables turistas en la plaza que bautiza esta calle con un nombre de divino linaje  e influencia en la península Ibérica, como que abrió el estrecho de Gibraltar con ayuda de su sobrenatural fuerza, El Carrer D`Hércules. El nombre, supongo, se debe a una muy antigua  leyenda que atribuye la fundación de la ciudad a este semidios greco-romano. La calle es muy poco transitada en contraposición con la del fondo y se ouede deducir por el local esquinero que, a juzgar por las pintadas, lleva mucho tirmpo sin abrir. Seguiremos con este tema de la Ciudad Condal en otras entradas y no siempre seremos tan neutros y condescendientes con la urbe

Vuelve la gente. Fotos y texto: SACASAS

Click en las imágenes para ampliar

DSC_0022

 

Vuelve la gente

 

Cada tanto me gusta poner una entrada donde el protagonista sea la gente. Desprevenidos o posando siempre dan vida a la fotografía, ya en  retrato o un grupo de personas y si es en blanco y negro mejor, se obvian los detalles inútiles y sobresale el gesto, la expresión,  se crean personajes a medio camino entre el de la imagen, el que existe y el que imaginamos. Recreemos esas historias mientras nos recreamos en estos instantes congelados del tiempo.

SACASAS

DSC_0030DSC_0302

DSC_0024