Cuando la fotografía olía a vinagre. Fotos: SACASAS

SACASASHombre y Pasaje Hernandez, Bogotá

Cuando la fotografía olía a vinagre.

Era como  entrar en una discoteca. Oscuro, apenas iluminado por una luz roja o ámbar que se derramaba por los objetos dejando los bordes imprecisos, difuminados al contacto con las sombras; cuando no la tiniebla total, tanto, que podías ver los pensamientos flotando en ese espacio ahora infinito, que solo reaparecía cuando el tacto torpe determinaba la existencia de límites a medida que manipulabas los trastos del oficio. También magia y misterio. Magia porque de la nada surgían personas y cosas. Misterio porque sólo al final del proceso podías estar seguro de que obtendrías algo. Todo esto envuelto siempre en un vaho espeso, casi palpable, de aromas acres que se pegaban al cuerpo, a la ropa y por lo visto también a los recuerdos. Y al final – como dioses- decir “hágase la luz” y ella, rauda, rehacía el universo “real” en un santiamén y lo que había sido negrura, pasando luego, por fantasmales sombras sanguinolentas, ahora, podía apreciarse en todo el esplendor de la imagen fotográfica contemplándonos desde la bandeja de líquido fijador. Seres, adustos unos, contentos los otros. Piedras, en el caótico orden natural o en orden y concierto humanos, aunque el tiempo poco a poco las lleve de nuevo a su “desconcertado” origen. Ciudades, también de piedra, fundida ahora y pobladas de luz 24 horas al día. Paisajes, mares, naturalezas vivas y muertas, sucesos y sobre todo… los Muertos…….muertos que perviven y persisten pegados al papel convertidos en negro haluro de plata. Y es que el color, inventado años ha, no suplantaba al blanco y negro que,insistía (e insiste) en permanecer apoyado en su virtual manera de enseñarnos la realidad distinta a como la vemos.
El ácido Acético (vinagre), el hiposulfito de sodio, el revelador y los cuartos oscuros aún existen y probablemente seguirán existiendo mucho tiempo, pero cada vez menos y para fines muy específicos haciendo que la fotografía ya no huela a vinagre.

SACASAS

En este post el menú será entonces: Fotos a la vinagreta.Años 80s

SACASAS Campanario y Catedral, Cartagena de Indias

Gastronomía en la Feria de Abril, Barcelona. Fotos y texto: SACASAS.

 

DSC_0677

Gastronomía en la Feria de Abril, Barcelona.

 

 

 El 25 de agosto de 1846 los señores Narciso Bonaplata y José María de Ybarra, catalán y vasco respectivamente, pidieron autorización al Cabildo Municipal de Sevilla para celebrar una feria anual los días 19,20 y 21 de abril. Curiosamente, los iniciadores de esta celebración no eran andaluces pero esto no es óbice para que esta fería sea representativa en el amplio espectro de la cultura de Al Andalus donde se manifiestan todos sus símbolos, algunos milenarios.

Los andalanes o cataluces, andaluces e hijos de andaluces que migraron a Catalunya, comenzaron en Castelldefells en el año 1971 una feria paralela, que servía para mantener los vínculos culturales de la sureña tierra esta celebración terminó por llevarse a cabo en Barcelona y hoy, aprovecha el espacio del Forum para el evento que siempre está muy frecuentado. Puestos un poco en los orígenes del asunto dejemos que las imágenes nos digan más cosas.

SACASAS

 

DSC_0668

 

DSC_0680b

 

Zapatos.

 

 

DSC_0679

 

 

DSC_0689

 

 

DSC_0662b

Caminando Catalunya: Caldes D´Estrac. Fotos y texto: SACASAS.

DSC_0513

 

Caldes D´Estrac

Es un municipio barcelones de la comarca del Maresme, apretado entre el Mediterráneo y la montaña litoral, coronado por torres de guarda siempre celosas del horizonte azul y atravesada desde tempranas fechas por el ferrocarril, cuando se amplió la primera línea ferroviaria del pais desde la vecina Mataró. Colgada a manera de balcón sobre la montaña, es un amasijo de callejas y escaleras que siempre suben un poco más. Se tiene conocimiento de Caldetas (nombre popular) desde el s. XIII cuando empezó a tejerse alrededor de un hospital y una iglesia.

DSC_0558

Como su nombre lo indica la población cuenta con bañós termales y fue centro de veraneo de la burguesía catalana. Escritores conocidos habitaron la villa, Apel Les Mestres, Jacinto Verdaguer, Joan Maragall, Josep Palau i Fabra. La arquitectura, destaca sobretodo por la abundacia de palacetes modernistas construidos por los indianos (emigrados a las Indias) llegados de Las Americas donde habían hecho fortuna. Tres torres vigías, añosas, contemplan el panorama desde posiciones estratégicas cada vez a mayor altura hasta llegar a la cima del cerro.

SACASAS
DSC_0554b
DSC_0524
DSC_0492
DSC_0500
DSC_0533

Cementerio de Les Corts. Fotos y texto: SACASAS.

dsc_0248

Cementerio Les Corts

 

Visitaremos hoy la última morada de los habitantes de Les Corts, municipio, entonces, hoy parte de la ciudad de Barcelona y más conocido por albergar todo el conjunto del Camp Nou del famoso equipo emblema de la urbe. Data, el cementerio, de fines del siglo XIX  y fue construido en el estilo modernista en boga por aquellos tiempos  que marcó el paisaje urbano de la capital catalana.

dsc_0247b

 

Los muertos están solos, no hay nadie visitándolos, en los países “desarrollados”  los camposantos no tienen casi visitantes, la muerte no es muy bien vista, de hecho ese día no había ninguno. Descansan, los finados, llenando con su silencio los apeñuscados rincones de la necrópolis donde no parece haber espacio para muchos más y cómo  no tiene cadáveres famosos de los llamados “inmortales”, que en otros cementerios impiden la ausencia total de los vivos, futuros muertos todos estos, el de Les Corts está condenado  a su silencio no obstante estar rodeado de una ruidosa ciudad, como hay pocas.

dsc_0255

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El estilo modernista, alegremente adornado, pleno de transparencias, donde la luz se requiebra en colores de “vivo” brillo a través de las acristaladas ventanas de capilla y panteones, edificios levantados en ladrillo de coqueto rosa que, sin ser impertinente, anima el mundo de lo inanimado.

 

Sacasas

dsc_0241

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

dsc_0253

 

dsc_0239

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Caminando Catalunya: De Gavá al Garraf. Fotos y texto: SACASAS

DSC_0257

Capella de la Mare de Deu de Bruguers

 

Caminando Catalunya: De Gavá a Garraf

 

 

Este recorrido que a primera vista no prometía mucho terminó lleno de detalles interesantes  dignos de mención. Gran parte de esta ruta forma parte del GR92 un sendero,  del que se ha hablado en anteriores entradas, que viene desde Francia y llega hasta Murcia e incluso, Andalucía. Por su proximidad a Barcelona y a zonas densamente pobladas me temía que sería un recorrido lleno de urbanizaciones, tráfico y personas; nada más lejos de la realidad, el camino se interna en el parque del Garraf por la línea montañosa costera y aunque siempre se ven al fondo, entre la montaña y el profundo azul del Mediterráneo, las aglomeraciones urbanas desde el Maresme hasta Castelldefels; la ruta es agreste, con fuertes trepadas y transcurre en soledad, una vez pasado el castillo de L`Eramprunyá solo encontré tres personas en el lapso de cinco o más horas desde allí hasta las primeras calles del Garraf.

DSC_0258

Detalle de la ermita de Bruguers.

 

 

Desde las últimas calles de Gavá se asciende entre bosques de coníferas hasta Bruguers un barrio elegante situado a manera de balcón frente al mar y la ciudad, rendidos a sus pies. Allí, después de pasar frente a un restaurante del cual emanaban efluvios tentadores pero, por su aspecto, inalcanzable para mi magro bolsillo, se llega a la Capella de  la Mare de Déu de Bruguers (S. XII a XV), el paraje está medio integrado con las instalaciones del elegante comedero y envuelto en los aromas antes mencionados que hacían mella en mi estómago en ayunas.

DSC_0267

Arco natural de piedra

 

 

Un poco más adelante y a un lado del camino que conduce al Castell de L`Eramprunyá presenciamos el primer ejemplo de un fenómeno natural regional que más adelante tomará un carácter peligroso. Se trata de la dilución por el agua de la roca calcárea dejando en pie las partes menos solubles al cristalino líquido y, en este caso, forman un arco esculpido por la naturaleza y el tiempo. Después de una corta pero empinada subida se llega al castillo antes mencionado. Del castillo en sí queda poco en pie algunos arcos y paredes pero también hay una ermita que conserva la techumbre pero parece posterior en construcción a la obra militar.

Catell de Eramprunyá. Gavá.

Castell de L`Eramprunyá.

 

 

A partir de aquí la civilización se desvanece y nos adentramos en el parque del Garraf con dos duros ascensos primero a Les Agulles (rocas verticales con forma de aguja) y finalmente, el punto más alto del recorrido, La Morella, batido por vientos que no permiten mantener bien el equilibrio con una cruz y un punto geodésico (tras el cual me protejo del ventarrón) y a un lado, sobre un pequeño promontorio, una estación de antenas para recordar que de este mundo “moderno” no se puede escapar. Aprovecho para una pequeña siesta acariciado por un “jacuzzi” de aire en la cúspide del recorrido.

DSC_0298

Gavá desde La Morella y la ruta seguida. Se ven Les Agulles y más abajo el castillo.

 

 

Un poco antes de llegar a La Morella y prácticamente hasta el Garraf  aparecen los primeros  orificios, tienen la boca estrecha (un metro aprox.) pero se amplían a los pocos centímetros de profundidad. El agua a través de los años filtrándose en el terreno ha hecho estos socavones de cientos de metros de profundidad casi verticales y escasos de oxígeno, hay que seguir el camino con mucho cuidado y acercarse con prudencia a los pozos que están señalizados. Como quien camina sobre un queso emmental. No intente entrar en ninguno pues estando solo era muy arriesgado.

DSC_0300

La Morella el punto más alto del recorrido.

 

 

Después del descanso en La Morella queda un largo descenso hasta el Garraf  pasando por una aislada casa modernista perdida entre esos pedregosos montes y acercándose cada vez más al mar donde en un trozo abrupto de la costa se levanta la población final del trayecto. Allí comer un mal bocadillo de buen jamón pero con pésimo pan, una cosa mata a la otra, pero no había más remedio ni otra cosa que comer y había que romper el ayuno antes del retorno en tren a Barcelona.

 

SACASAS

 

Sima. Garraf.

Sima
El Garraf. Catalunya.
El Garraf

Caminando Catalunya: La muy noble y antigua ciudad de Vic. Fotos y texto:SACASAS.

DSC_0139

 

La muy noble y antigua ciudad de Vic

 

 

Ya desde el siglo IV a. de C. se conoce asentamiento urbano llamado entonces Ausa, visigoda ella, en la explanada donde hoy se levanta Vic, rodeada de uniforme y aburridas construcciones modernas como muchas ciudades de la península Ibérica conserva un casco antiguo donde denota antiguos esplendores y una enorme plaza municipal sin adoquinar en su parte central donde se celebran mercados semanales y, a diferencia de muchas otras, esta es laica, no hay iglesia en ella y la catedral se reserva otra plaza más modesta cerca de allí. Guifred el Pilos rondó estas comarcas ayudando a repoblarlas en el medioevo poscarolingio durante su gobierno, donde residen las bases históricas de la nación catalana de hoy.

Sin comentario.

El día que la visité era un San Joan festivo, había poca gente en las calles y el comercio estaba cerrado. Sí, pude conseguir la Llonganisa y el foet de rigor, este último,sin demeritar la Llonganisa, maravilloso invento de la charcutería catalana. Curiosamente la mayoría de los restaurantes se anuncian como italianos o incluyen la palabra “Pizzería” en sus reclamos al público.

DSC_0216

El menú, de feriado, salió un poco caro  y consistió, para empezar, en Rizzoto con setas; he comido excelentes arroces con setas en la región supongo que el queso parmesano rallado y unas pintas de caramelo justificaban el nombre en italiano. De segundo vino el Bacalao con allioli un buen trozo y en su punto de sal, este plato sí que es atribuible a la cocina regional. La comida estaba buena y el vino de la casa, potable.

DSC_0215

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Quedan las imágenes del día un poco castigadas por la dura luz veraniega y por la soledad del feriado pero, elocuentes como siempre (por no repetir lo de las mil palabras).

SACASAS

DSC_0154

 

DSC_0218

Una de autos. Fotos y texto: SACASAS.

DSC_0075

 Una de autos

Caminando por el soleado puerto de Barcelona me encontré con esta inusual caravana de relucientes y ruidosos deportivos. Excusándoles sus incovenientes sonoros y su alto nivel de contaminación aérea tenemos que reconocer que el diseño y sus líneas aerodinámicas los hacen hermosos y objeto de deseo de muchos. Ignoro la razón de su presencia en tal cantidad , en total unos veinte coches, y San Google tampoco me dio una respuesta. No soy experto en este tema de modo que la marca y el modelo me son desconocidas. Sirva de todos modos esta entrada para variar un poco los contenidos del Blog.

 P.D: El tocayo Gabriel Ibaéz nos aclaró de que se trata. Es una exposición de coches deportivos del momento Barcelona Motordays.

SACASAS.

 

DSC_0063

 

DSC_0069

 

Auto deportivo.

 

DSC_0072

 

 

 

“El Navío” y algunas imágenes sueltas. Fotos y texto: SACASAS.

DSC_0280

Hoy un minicuento escrito por allá en el 79 acompañado de imágenes al azar:

 

El navío

 

 

 

Rifadas las gavias y la mayor parte del velamen la embarcación navegaba a remolque de un par de foques persistentes. El temporal, sobre una mar plena de espumas y color aceite, se alejaba por estribor y el sol, a babor, comenzaba a pintar de tonos infernales la negritud de la tormenta.

Una vez amainaron los elementos y aparejada la única vela disponible la nave,  retomó el curso de las olas enrumbándose hacia su mítico destino. En lo alto de la cofa entre los restos del trapo destrozado, el vigía valiéndose de una lente de varias fases dimensionales escrutaba el horizonte sin hallar nada de interés.

DSC_0462

 

Quince días más habrían de sumarse a los largos meses de ignotas singladuras, escasos de agua y alimentos en un barco apenas gobernable…….. Y una tarde de sol esplendente desde lo alto de la arboladura se escucharon voces de avistamiento, por proa cayendo a estribor.

La mar, como detenida por una fuerza misteriosa formaba una pared y terminaba junto a las estrellas. El bajel empujado con suavidad por un viento tibio saltó con elegancia al vacío. Había llegado al fin del mundo………

SACASAS

Nov. 1979. Bogotá.

DSC_0450

 

Por si acaso, aquí un pequeño glosario.

Glosario

 

 

Gavias: Tipo de vela

Foque: Velas triangulares delanteras ligadas al bauprés en proa.

Cofa: Canasta en lo alto del palo mayor donde se ubicaba el vigía.

Singladura: Distancia recorrida por el barco.

Estribor: Derecha.

Babor: Izquierda.

Arboladura: conjunto de palos de los veleros.